domingo, 13 de octubre de 2013

A calzón quitado



Me gustaría hacer unas reflexiones a calzón quitado, sin nada que me estorbe, como cuando vamos a las playas naturalistas y nos bañamos como vinimos al mundo, en pelota picada.
La actual situación por lo que está pasando nuestro pueblo es bastante lógica, en estos últimos 30 años hemos tenido ocasión de observar que  no se ha invertido lo suficiente como para que la clase trabajadora mantuviera  su capacidad de empleo. Es cierto que muchas pequeñas empresas han nacido, pero fueron más las que fenecieron. El mono cultivo bejarano –El Textil-  prácticamente no existe y,  precisamente por eso, por habernos dedicado a una única industria con capacidad de adsorber a los que quedaban  en paro del textil  ahora nos vemos que no existe otra industria alternativa para suplir esos puestos de trabajo.

Continuar leyendo>>>