miércoles, 21 de diciembre de 2011

Devolver lo prevaricado

España es un país de picaros: esto es lo que se deducía de la antigua España de pandereta, la España negra de “El Caso”, la España de siglos pasados. Ahora los tiempos han cambiado, algunos dirigentes se pasan la dignidad y sus escrúpulos por el forro de sus cataplines, vamos que a la hora de llevárselo crudo no se cortan ni un pelo.

LEER MÁS>>>