jueves, 2 de diciembre de 2010

TELETIPOS por Miguel Ángel Goméz Naharro

Miguel Ángel Gómez Naharro disecciona la actualidad desde el periódico: digitalextremadura.com


Miércoles, 1 diciembre 2010

Miguel Angel Gómez Naharro

Entre este frío tempranero y el rugir del teletipo es difícil centrarse con tanta información, amiga.


Sólo Catalunya, las Coreas, El Sahara, Wikileaks, Haití, el Festival de Mérida y la Ley de Educación aturrullan tanto a mis neuronas que las acobardan y se niegan circular. Y si encima convenimos el decrecimiento galopante de las mismas, ni te cuento. Además mi trabajo con adolescentes propicia un desgaste tal, que supone un proyecto cercano de penoso estado profesional. Tan grande que me deprime. ¡Como para que no nos jubilen con más de treinta años de docencia! Eso sin recordar que hemos visto el pase a la reserva -con incentivos- a tanto trabajador de las fuerzas y cuerpos de seguridad, bancos, RENFE, RTVE, etc. Estoy seguro que no han sido unos trabajadores privilegiados por eso. Pero, ¿y los que andamos como te he dicho?… Pues para pensar en el resto del mundo incluyendo la fauna. ¡Menos mal que ya tenemos aquí las grullas! Como decía aquél: paren el tranvía que yo me bajo.


Los catalanes han vuelto a votar a su burguesía. El adjetivo nacionalista viene por añadidura genética y por tanto es un epíteto. Algunos dicen que estos resultados son extrapolables. Pero a pesar del de Vic, el PP ha subido espectacularmente. El futuro nos dirá si los votos de Vic y los de Ciutadans buscarán un mismo destino en las próximas. Adivíname cual. Terminemos concluyendo que ha ganado la derecha y la izquierda se ha hundido. Como somos jóvenes veremos si hay o no extrapolación en las generales, y entonces, diremos que son ¡cosas de Santa Crisis!


Entre las Coreas rebañaremos sangre amarilla para combatir a la santa mencionada, y con lo del Sahara, ¡cuidado! Que pueden derrumbarse los muros de Ceuta y Melilla y una vez tumbados, abalanzarse por ahí el integrismo islámico. ¡Ojo al parche! Sobre esto todavía no nos ha llegado nada de Wikileaks, pero arrieros somos.


De Haití, que no nos hemos olvidado desde el terremoto, habrá que seguirse acordando. Elecciones con víctimas. ¡Qué desolación!


Han nombrado directora del Festival de teatro de Mérida a Blanca Portillo, una chica-almodóvar que no las ha visto tan gordas nunca. Por ser mujer ya ha pasado a la historia del festival. Esperemos que no pase también por ser el primer error femenino del consorcio. Siendo sincero hubiera preferido al creador de ‘La irresistible ascensión de Arturo Ui’. Pero aún así, la deseo mucha suerte. Porque tendrá poco dinero y menos pericia, pero si huye de las muchas tonterías que han desarrollado directores masculinos, y aporta imaginación y trabajo, (esto último no lo pongo en duda), puede y debe ayudar a demostrar que hemos entrado en el siglo de la mujer.


¿Y qué me cuentas de la última Ley de Educación? Después del año 1970 en que se promulgó la Ley General de Educación del ministro Villar Palasí, hemos conocido ya en democracia, la LOECE, la LODE, la LOGSE, la LOPEGCE y la LOCE. Ni alumnos, ni profesores, ni padres, hemos conseguido con ellas vivir consensos legislativos. En Extremadura los dos grandes partidos estatales se han puesto de acuerdo. ¿Conseguirá en Madrid el señor Gabilondo lo mismo y con la necesaria financiación, o volveremos a las andadas? Cuando los teletipos dejen de abrumar, quizá, hablaremos tranquilamente de este tema que tan de cerca me toca. Incluso me hiere. Espero que no me mate. Por ahora sólo propongo que a los que no nos exigieron un MIR educativo -a pesar de que el señor Rubalcaba pasó por Alcalá 34, y las circunstancias de aquel momento eran también cambiantes- nos dejen jubilarnos en paz y con las mismas condiciones que disfrutan los compañeros jubilados que completaron 30 años de servicio.

No quedan teletipos. Que la Navidad está próxima y hay que celebrarla.


Salud y un abrazo afectuoso
M. A. Gómez Naharro