martes, 21 de diciembre de 2010



Estos días de últimos de diciembre, cuando los montes cambian el color otoño por el blanco invierno, la sociedad de consumo hace su “agosto”.