domingo, 5 de septiembre de 2010








[Estatuas réplicas de las creadas por el bejarano Mateo Hernández. Fuente construida durante el periodo que como Alcalde de la Ciudad de Béjar estuvo el Socialista Ángel Calvo; en la actualidad como podemos apreciar el conjunto que adereza La Corredera está en un lamentable abandono, en la noche su alumbrado no existe. Parece mentira que el actual Alcalde también sea un alcalde Socialista]

Con el transcurso de los años La Corredera se ha convertido en el centro neurálgico de Béjar, es, junto con su vecino Parque Municipal, la zona de reunión por excelencia a la hora de darse cita los bejaranos suelen elegir La Corredera como lugar preferente, antes de desaparecer el Bar Sol era frecuente escuchar a los bejaranos:
¡por el Sol nos esperamos!


La Corredera ha sufrido una transformación importante, veamos cómo era hace unos años:




La diferencia con La Corredera actual es más que notable. A simple vista podemos observar que el edificio desde se ubicaba la Cafetería – Bar SOL en la fotografía aún existe en pie, al igual que el Edificio Honorio. En la acera contraria, donde se encuentra el Asilo de Ancianos, la transformación no ha sido menor, en la actualidad estos edificios que aparecen en la fotografía fueron remodelados todos. En el centro de La Corredera parece que aún no existían las actuales estatuas de nuestro paisano el escultor Mateo Hernández y que tan abandonadas se encuentran actualmente.

Otra foto con solera


(Errata en la postal al poner Salamanca donde debería poner Béjar)


Esta fotografía nos muestra una imagen de La Corredera conocida para algunos bejaranos, recuerdo como fue construida la fuente y lo divertido que era verla en la noche con sus luces de colores. Recuerdo el “invento” de poner un municipal con gorro blanco para “dirigir” el tráfico, otra alcaldada de algún iluminado, el tráfico en Béjar en aquella época era escasísimo pero había que poner un guardia urbano en el centro del pueblo.
Como podemos apreciar nada que ver con el actual Béjar


Época de nuestros abuelos




Dice el texto de la fotografía: Béjar-Corredera, entrada a la ciudad, así era Béjar en “el año del hambre”. Muchos de estos edificios hemos tenido ocasión de conocer los nacidos en el 50, la época de nuestros abuelos. Es curioso cómo se transforman los pueblos, el Béjar actual se ha desarrollado en sentido opuesto de donde tenía su primitivo emplazamiento, extramuros, que hoy los bejaranos no necesitan barreras para protegerse. Ni barreras, ni duques, ni caciques que nos vengan diciendo lo que tenemos o no tenemos que hacer. Ni curas, ni monjas ni obispos que quieran sacar nuestra alma del pecado a pasar que nosotros no les demos permiso.


Hasta aquí mi paseo por La Corredera de Béjar, la plaza más popular de la histórica ciudad de Béjar


Béjar: Mis Raíces Lejanas: http://bejar-mis-raices.blogspot.com/


(Las fotos en blanco y negro las tomé prestadas del blog amigo: http://fotosantiguasdebejar.blogspot.com)