martes, 18 de mayo de 2010

EDILES SOCIOSLISTOS






Después de tantos días sin hacer ningún comentario lo que es extraño es que aun queden personas que entren en lo que un lejano día fue un blog bastante activo.

¿A que se debe este abandono?

Es bastante comprensible.

Las personas que me conocen saben que no suelo morderme la lengua, pero después de que Béjar disfrutara de un equipo de gobierno socialista, y visto lo visto, mejor será estar calladitos.

¡¡¡Vergonzoso!!!

Es lo menos que puedo decir: ¡Una vergüenza!

Me comentan que hay “concejalistos” que su único modos de vida es su cargo en el Ayuntamiento. ¡vale! Pero no solo eso, no, me comentan tambien que en el equipo municipal hay incluso algún déspota, de los que a manera Aznar, recibe sentado y con las pezuñas encima de la mesa.

Me informan que tampoco se recata [el elemento] de exhibir su nuevo estatus.

¡Pero coño, no seas merluzo!

Estos están confiados creyendo que Alejo [el próximo alcalde bien conocido de todos] hará lo mismo que Cipri hizo con él, es decir, que Alejo también tendrá un ataque de amnesia.

¡Joderrr, que tropa mi sargento!

Realmente me siento avergonzado por haber colaborado, en alguna pequeñisima parte, a que estos inútiles estén donde están.

Razón tenían aquellos paisanos defensores de la derecha cuando me recriminaban durante tantos años que no veía la paja [con perdón] en ojo ajeno y si la viga en el prójimo.

Pero no hay más sordo que quien no quiere oír...,

Que distinto aquel añorado Grupo Municipal Socialista, en la oposición, liderado por Ramón Hernández, haciendo piña con todo el grupo y los viejos socialistas de siempre.

Nada que ver… Claro que siempre, como en cualquier familia, hay un judas.

No te des por aludida Blanca, que lo digo por ti.

También le diría algo a algún otro “sociolisto” pero no merece la pena, más que nada por algún lazo fraternal que otra cosa, que el sujeto, si me lee, se dé por aludido.

Queda poco tiempo para las elecciones municipales, en un plis plas las tenemos encima, lo que es seguro que este teclado no hará el mínimo esfuerzo por defender lo indefendible.

Este Ciudadano le importará un pepino quien gobierne el Ayuntamiento del pueblo donde nació, esta vez haré caso a D. Alejo y me limitaré a preocuparme por la tierra donde nacieron mis nietos.

Salud paisanos, hasta más ver…