martes, 14 de julio de 2009

La Biblioteca de El Parque Municipal




La Gaceta de Salamanca. 14-07-09

Béjar

Los vecinos podrán disfrutar de la biblioteca del parque tras varios años cerrada

Los Fondos estatales del Plan E han permitido restaurar el inmueble, que se abrirá esta semana Fomentará la lectura entre los pequeños

Los bejaranos podrán disfrutar a partir de esta semana de las nuevas instalaciones de la biblioteca municipal ubicada en el parque de La Corredera, que ha permanecido varios años cerrada y sin ningún uso para el público.

Así lo anunció ayer la concejala de Ciudadanía, Rosa Hernández, durante la presentación de las nuevas actividades de fomento para la lectura durante los meses de verano. En concreto, esa biblioteca se abrirá en estos días y buscará fomentar el hábito de lectura entre los más pequeños.

Los fondos procedentes del plan E del Gobierno central, más de 28.000 euros, han permitido restaurar tanto la cubierta como el interior de ese inmueble para darle un uso lúdico en pleno parque municipal.

El funcionamiento de esa biblioteca será mediante préstamo de libros para los pequeños usuarios y crear un servicio de lectura de periódicos para los adultos. De todos modos, y aunque la apertura oficial tendrá lugar esta semana, el Ayuntamiento está pendiente de rematar algunos detalles de la obra.

El horario de apertura de este centro de lectura será de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 horas y los sábados desde las 11:00 hasta 13:30 horas. Finalmente, una vez puesto en marcha este nuevo servicios, el Ayuntamiento recabará entre los usuarios aquellas sugerencias y opiniones que faciliten su funcionamiento.

Ah…! La vieja Biblioteca de El Parque Municipal situada en el fondo del parque y flanqueada por el viejo busto de D. Miguel de Cervantes.

Muchos éramos los chicos de mi generación que nos hacíamos socios de la Biblioteca y de esta manera todos los veranos teníamos acceso a las aventuras imaginadas por Los hermanos Grimm; Hans Christian Andersen; Charles Perrault etc., las anónimas aventuras con títulos tan apetitosos para un niño como: El flautista de Hamelín; Alí Babá y los cuarenta ladrones; El príncipe y el mendigo; Aladino y la lámpara maravillosa etc.,etc.

Los chicos podíamos llevarnos los libros para casa y, de esta manera, las tediosas tarde de calor serrano se nos hacían más llevaderas. Al tiempo, sin darnos cuenta, nacía en nosotros la afición a la lectura. Los hijos de los obreros bejaranos no disponíamos de biblioteca en nuestros hogares, por ello la gran labor social que en esa época tenía la Biblioteca de El Parque Municipal.

Otro de los placeres era la lectura en el mismo parque, el césped recién segado junto al abundante riego, con su peculiar olor jardín; los bancos bastante cómodos y la tranquilidad de las mañanas hacían de la zona un lugar idóneo para la lectura.

Quiero agradecer a los responsables que esto se haya vuelto a recuperar, sin poner ninguna medalla política a los responsables, seguro que todos en este caso se habrán puesto de acuerdo, quizá sea hora de que nuestros nietos vuelvan ha educarse, de alguna forma, con el olor de los viejos libros de aventuras. Menos videos-consolas y mas libros de aventuras.

[Se que la lucha está perdida]