jueves, 11 de diciembre de 2008

Ramón Hernández Garrido


Leo en el Diario Digital “Bejarnoticias.com” que Ramón Hernández Garrido acaba de dimitir de su cargo en la ejecutiva socialista, Chiqui apunta un posible desencuentro entre quien fuera Portavoz Socialista en la larga travesía del desierto, y el actual Equipo Municipal de Gobierno

Una vez más cuatro amígueles se apoderan del Consistorio bejarano despreciando la probada experiencia y valía de personas que lo han demostrado sobradamente, en Béjar y fuera de ella.

Además de un gran trabajador, Ramón es una persona con acertada visión política. Durante su puesto al frente de la oposición en el Ayuntamiento bejarano, no cesaba de revindicar las necesidades reales de Bajar. No lo tenían fácil, habría que preguntarse donde estaban por esos días los actuales concejales socialistas –excepción de Blanca-, únicamente sus compañeros en la oposición, los fieles socialista bejaranos de toda la vida y, cuatro más, eran los que acompañaban en cualquier reivindicación que convocara el Grupo Socialista en la oposición.

Con la marcha de Ramón a Lisboa el campo estaba libre y la alcaldía se ponía a huevo para el nuevo candidato. La labor de oposición extraordinaria del anterior equipo socialista, y la campaña electoral, sin reparar en medios, dieron el resultado esperado: ¡Isa, isa, isa, Béjar Socialista!

El Paso de Ramón por Lisboa, a pesar de breve, comenzaba a dar buenos resultados; incluso quienes habían sido contrincantes políticos no dudaban en reconocerlo, Ramón era una buena inversión para Béjar. Pero esto de la política es una porquería y cuando Béjar comenzaba a notar el trabajo de Ramón, llegó Celestino Corbacho, rey de las cortinas, y puso en su lugar a un buen amigo del P.S.C.

Deseo que a partir de ahora Ramón tenga una vida tranquila disfrutando de la familia y los amigos, aunque conociéndole, sé que siempre estará dispuestos para ofrecer su trabajo por el bien de Béjar y el autentico socialismo.