martes, 18 de marzo de 2008

Semana Santa - Semana Injusta




La Semana Santa se ha convertido en sinónimo de vacaciones. Así lo demuestran cada año las agencias de viajes y los hoteles, con el letrero de COMPLETO en las costas del litoral español.

No nos podemos olvidar de la otra Semana Santa, la tradicional, la religiosa, la de las procesiones donde sus Cofradías visten las mejores galas. Las Carrozas con extraordinarias esculturas, cofradías para ver quien exhibe más ostentación en sus carrozas.

Semana Santa; Semana de Dolor; Semana de Fiesta; Semana del Amor Fraterno. Semana de Viajecito a Londres.

Demasiadas semanas para conmemorar la muerte de un hombre que decía ser el hijo de Dios, y que igual decía la verdad, a pesar de las contradicciones, porque mientras nosotros, pecadores impenitentes, pasaremos estos días despilfarrando todos los euros que disponemos y los que no disponemos, la mayoría de seres humanos que comparten con nosotros este caduco planeta, mueren de hambre.

¿Dónde está la justicia del padre de aquel que murió hace 2000 años? La justicia que predican los obispos fariseos adoradores del poder, los de la Conferencia Episcopal y del mismísimo Vaticano. Si la muerte de aquel chaval de Nazaret serviría para redimir todos los pecados de los hombres, me da a mí que falló de plano, él y su padre.

Vosotros, beatos meapilas de comunión diaria, y nosotros progresistas de boquilla ¿por qué miramos hacia otro lado ante la injusticia divina y la humana?
Que fácil es ser hipócrita; a Díos rogando y con el mazo dando.

Aquí tenéis un par de fotografías de inocentes que mueren de hambre cada día y sufren nuestra explotación gracias a nuestra voracidad y la injusticia: la humana y la divina.