lunes, 14 de enero de 2008

¿Prebendas o justicia?


Desde la victoria socialista en el Ayuntamiento de Béjar, la decepción es algo cada día más latente entres quienes votaron a este partido "obrero". Sería lógico que esta desilusión fuera cosa de quienes no les votaron, la derecha bejarana, los seguidores del anterior alcalde, que como todos conocemos procedía de la clase obrera, concreta mente prejubilado de Telefónica, pero estos trabajadores de derechas no lo están tanto.

Béjar, en su mayoría, es una ciudad de trabajadores, a cuenta ajena, o autónomos, que tanto da una cosa como otra si para poder llenar el puchero tienes que sudar la camiseta. Por tanto, el anterior alcalde Sr. Riñones, que no dejaba de ser un asalariado pero que defendía a capa y espada los intereses de la oligarquía comarcal y el actual alcalde, D. Cipriano, proceden de la misma clase social: la clase obrera.

¿A que viene esto? Simplemente es una reflexión desde la distancia. Los trabajadores, obreros afiliados o simpatizantes activos del PP no tienen problema a la hora de encontrar trabajo, más o menos, salvo excepciones, todos están “colocados”. En cambio los trabajadores militantes o simpatizantes socialistas de los que votaron por el cambio, lo tienen crudo y en la cola del INEM.

Ah! Pero no nos preocupemos, desde el Ayuntamiento se ha creado una bolsa de ¿empleo? Seguro el problema de paro se solucionara y será justa, las primeras plazas para los simpatizantes del PP, aunque les falte titulación para ejercer de lo que sea, para que no quede ninguna duda de la honradez socialista. Los demás ¡a la cola coño! Ya llegará vuestro turno y si no... haceros “Ausentes” como han tenido que hacer la mayoría de bejaranos.

En marzo elecciones generales ¿a quien votareis bejaranos?

No se yo... la ilusión no es perpetua.