jueves, 15 de noviembre de 2007

Béjar en Lisboa








El 14 de noviembre puede pasar a la historia bejarana como el día en que nuestra ciudad abrió de par en par las puertas a nuestros hermanos portugueses. No solo en lo mercantil, que también, es sabido que los pueblos se necesitan entre si para su progreso. La cita parece que ha sido todo un éxito.
Así se hacen las cosas.
Felicidades a la Cámara de Comercio e Industria de Béjar por lo acertado de su gestión en este asunto; pienso que este es el camino a seguir, han demostrado que tienen capacidad para trabajar por el resurgir de esta ciudad.
Pero el principal impulsor de todo ello no ha sido otro que nuestro querido paisano Ramón Hernández Garrido, que con su tenaz trabajo ha propiciado el éxito de esta jornada

Son muchas las familias portuguesas que disfrutan de nuestra hospitalidad, seguro que a partir de ahora veremos incrementar esta visita por las calles de nuestra ciudad serrana; tenemos mucho en común con el país vecino, nuestra historia ha sido paralela, basta ya de paralelismos para unir de una vez nuestros interesas.

Gracias Ramón.