lunes, 8 de octubre de 2007

En la oposición tampoco

Esto de D. Alejo es algo increíble, ¿pero como es posible que este individuo se atreva siquiera a hablar? Vergüenza le tenia que dar, si es que la tuviera, que no es el caso. Dice el caduco culpable de la situación de ignominia por la que ha pasado la ciudad serrana durante su responsabilidad como alcalde, que el actual Equipo Municipal de Gobierno, en estos 100 días el frente del cargo, lo han hecho muy mal. Si esta afirmación viniera de una persona que durante su gestión al frente del Ayuntamiento hubiese sido medianamente respetable, sería como para que los actuales gestores tuvieran que preocuparse, pero viniendo de este individuo... ni puñetero caso.
Alejo Riñones, ex alcalde de la ciudad de Béjar, gracias a la dejadez de la mayor parte de los vecinos que habitan esta histórica ciudad, prejubilado de la empresa que fuera monopolio de telefonía en este país, un buen día [para él, que no para la ciudad] aterrizó por Béjar, y después de un tiempo zascandileando de acá para allá, decidió afiliarse al partido que defiende los intereses del gran capital, vamos, que el chaval pensó que sus interese convergían con los del Sr. Botín. De aquí a hacerse el líder de la ancestral derechona bejarana fue todo uno, ya se sabe... en el país de los ciegos, un tuerto era el rey. Después de su paso por la incomoda oposición, los bejaranos [algunos] en un ejercicio de irresponsabilidad le eligieron como primer representante municipal. Alejo ha sido, de largo, el peor alcalde de toda la historia de esta noble ciudad serrana, pero tenemos que reconocer que la culpa no ha sido únicamente de él, la culpa de que este humilde trabajador de Telefónica, sin preparación para cumplir el cargo en que algunos bejaranos le colocaron, la tuvieron todos aquellos que le dieron su apoyo en las urnas. Esta es la grandeza de la democracia, incluso un neófito puede acceder cargos de tal responsabilidad. Afortunadamente mis paisanos [los que votan] en estas ultimas elecciones cayeron del guindo y pusieron a este Sr. donde siempre tenia que haber estado, fuera de la poltrona.

Dice Riñones que en el tema de La Cerrallana la postura del Grupo Socialista ha sido “calamitoso” que no se enteran de nada, y que por no saber, no saben, quien ordenó parar las obras. Comenta Alejo que un alcalde, “por mu alcalde que sea, no tiene autoridad ni moral, ni política, para tirar el dinero de los ciudadanos” ¡¡¡Toma ya!!! No voy a calentarme por este capítulo, imagino que el Grupo Municipal Socialista contestarán las afirmaciones de Alejo como se merece. Lo cierto es que Alejo, cual Mago de feria, tomó La Cerrallana como si de su chistera particular se tratara, y de ella iban sacando fatuos espejismos mientras duraban las campañas electorales.

Hablaba Riñones del tema del “Parado” y lamentaba que este nuevo Equipo de gobierno no continué lo que ellos habían proyectado, es decir, que no destrozaran completamente el Jardín Renacentista. Lo dicho, que este Sr. ha sido el peor alcalde que esta ciudad ha tenido en toda la historia y está demostrando que no sirve ni para representar a la oposición.




(Publicado en: www.bejarnoticias.com)