miércoles, 29 de agosto de 2007

Política social para todo



Hace semanas que no me asomaba a esta ventana de libertad que Jesús Cascón, tan generosamente, tiene a bien ofrecerme para que desde la distancia pueda opinar libremente , sin ninguna obediencia política, sobre el ir y venir de nuestra querida tribu serrana.
Semanas de asueto laboral en la que he tenido ocasión de pernoctar un par de días en la ciudad que me vio nacer, donde he podido pulsar la opinión de mi gente, especialmente del barrio donde me crié, que para mí continúan siendo mi barrio. Piensan algunos de mis vecinos de “El Plantío” que todos los políticos son iguales, quizá no les faltan razones para afirmarlo, hace muchos meses que esperan, en vano, que el Ayuntamiento de Béjar remedie el problema de alcantarillado de la calle “El Sol”. La cosa es clara, las tuberías de desagüe que dan servicio a la calle “El Sol” durante décadas, están tan deterioradas que no cumplen el cometido para la que fueron creadas, con el consiguiente vertido de aguas fecales a la calle San Antonio de Texas. El asunto está denunciado ante el Ayuntamiento anterior y actual, pero al parecer, según palabras del concejal del asunto, en Bajar hay muchas calles que están en la misma situación (¿?). Tengo clarísimo que si el problema se hubiera planteado en la calle Colón, hace meses se habría resuelto el problema. Quizá no les falta razón a mis vecinos de “El Plantío”, hay cosas de este nuevo Equipo de Gobierno Municipal que no acabo de entender, la sensibilidad social parece no haber llegado a todos los barrios.
Se de buena tinta que la postura del nuevo alcalde ante los nueve despedidos de las Hilaturas Béjar, no es tan diferente de la postura que el infausto Alejo aplicaba a los despedidos durante su desastroso mandato municipal. Creía yo que un alcalde socialista ante un problema así, llamaría a estos despedidos al Ayuntamiento para ofrecerle, al menos, su solidaridad. Creo que no tengo enmienda, mi ciega confianza en la ideología de D. Pablo me pierde, que una cosa es pregonar y, otra muy distinta, es dar trigo...
Poco a poco cual racimo desgranado nos vamos poniendo al día de los desahogos de los anteriores gestores municipales, gracias a los medios libres de comunicación que permite la Internet, los bejaranos estamos al día de todo ello, pero esto no es suficiente, se necesita urgentemente una auditoria en toda regla para que salga de una vez a la luz publica todos los tejemanejes que durante doce años se han llevado a cabo en la antigua Cárcel. Béjar necesita un Ayuntamiento ventilado, de ventanas abiertas, donde el aire no se vicie. No creo sea pedir demasiado un poco de aire limpio en este consistorio después de décadas de tanta pestilencia.
Sería de desear que los nuevos gestores no se apartaran da la ideología por la que se presentaron a las elecciones y para la que dicen trabajar. Lo importante son los ciudadanos y su entorno; los barrios; el centro histórico de la ciudad; nuestro legado cultural, natural e, industrial. Por un Béjar más justo que el que hemos tenido en estos últimos años. Seguro que será así, no lo concibo de otra manera.


(Publicado en: www.bejarnoticias.com)