lunes, 27 de agosto de 2007

Mi fugaz estancia en Béjar




Tras pasar sesenta horas en Béjar, las justas para comprobar el buen estado de mi familia y saludar de pasada a algunos buenos amigos, retorné de nuevo a la emigración, que no ausencia, como desearían algunos políticos de medio pelo y muchos interesas. Si tuviera que sintetizar en una sola palabra como he encontrado a esta tribu mía, no tendría que estrujar demasiado mi cansado cerebro: decepción. Nuevamente DECEPCIÓN es lo que me he llevado de esta nueva visita a mi querido pueblo, Béjar continúa apagándose en su lánguida apatía. Para ser justos la decepción no me la producen la ciudad de Béjar ni su hermoso entorno ecológico, viene de la mayoría de bejaranos que continúan con la misma filosofía de vida que hace medio siglo. El individualismo de la mayoría de ciudadanos de Béjar seguramente es el culpable de los males por los que la ciudad está atravesando, no es nada nuevo, es una característica de los habitantes de nuestra serrana tribu.

"Ande yo caliente y ríase la gente..." es el lema que parecen emplear muchos de nuestros paisanos, de otra manera no se entiende como en este pueblo no se menea ni dios ante las injusticias que se han vivido en los últimos tiempos. ¿Qué continúan los despidos? ¡A mí plín! mientras no sea yo el despedido... Hace muchos años que los trabajadores de Béjar no defienden sus puestos de trabajo, los sindicatos parecen estar mudos, ¿qué hace la UGT y CCOO ante estos despidos? Decepcionante.

Béjar no se levanta antes de las 10 de la mañana ¿para que? total da igual, los comercios, salvo los grandes distribuidores de alimentación, están casi vacíos, no me explico como aguantan, los únicos que al parecer se defienden algo mejor son algunos bares, pero ojo, no intentes tomarte un café antes de las 9:30h yo lo he intentado y no me fue posible, únicamente Camilo está al tajo desde hora temprana, quizá sea Camilo unos de los pocos establecimientos bejaranos profesionales con todas las letras en esto de la hostelería bejarana. Felicidades por esos estupendos desayunos.

Es de pena la política municipal en materia de urbanismo que se ha llevado en Béjar en los últimos años, igual es que no ha habido tal política y debido a ello la zona histórica de la ciudad serrana anda con los tejados por el suelo. Deseemos que el nuevo Equipo de Gobierno hace algo en este sentido, la rehabilitación del centro histórico es urgente. Claro que el nuevo alcalde dada sus intenciones de edificar pisos en lo que fuera Casa del Pueblo [Cine Castilla] continua con la política ya conocida en el Virreinato de re calificación y obra nueva. Igual interesa más. Alcalde, se pueden reconstruir muchas viviendas en la zona histórica de Béjar para uso social y respetar la Casa del Pueblo para otros menesteres igual de sociales.

No se por que, bueno, quizá si lo sepa pero de momento continuaré ignorándolo, la apatía de muchos bejaranos por los asuntos políticos es más alta de lo habitual, esta ha sido mi percepción, igual estoy algo equivocado, pero a la pregunta de que les parecía el nuevo Equipo Municipal de Gobierno, la respuesta era casi unánime: ¡Todos son iguales! Quizá tengan algo razón, pero dejemos les ver como se desenvuelven, esperemos que hagan realmente una política socialista que es por la ideología que se han presentado, aun que por lo que me cuentan algunos de los componentes de este "equipo" de socialistas no tienen demasiado. El tiempo lo dirá.

(Publicado en: www.I-Béjar.com