lunes, 11 de junio de 2007

Reflexión en silencio

No, no me he retirado de la cosa esta de ojear desde la distancia todo lo que ocurre en nuestra tribu, lo que ocurre es que me he tomado un pequeño receso, un tiempo de reflexión para ver si con el regreso tengo las cosas más claras. Esto no quiere decir que no tuviera claro el asunto político de Béjar , pero hay algunas cosas que es mejor reflexionar con paciencia y sin prisas; Chiqui en su articulo “Tiempo de silencios” toca muy bien el tema de algunos silencios. La política local bejarana es la leche, parece el mundo del revés, el derrotado va perdonando la vida a todo aquél que no le ha votado, imputa su derrota a sus antiguos compañeros desdientes en demérito de los que han ganado. A los ganadores no les escucho, igual hablan bajito para no molestar, la noche de las elecciones si les escuché, pero hecho en falta la energía da antaño, la que estaba al quite de cualquier tontería del individuo embaucado y chapucero.
“Tiempo de silencios” que dice Chiqui y de ilusión. La ilusión que todos tenemos, y que a pesar de las circunstancias aun no nos la han quitado. La victoria del PSOE ha renovado una ilusión que en algunos tenían dormía, solo algunos, los componentes de el Grupo Municipal Socialista, mantenían la ilusión alta, ellos, y aquel medio centenar de ciudadanos de Béjar atentos a la llamada de la solidaridad. La mejor barricada, la semilla de la victoria de hoy. Llevo varios años comentando la política local bejarana y confieso que excepto Cipri, Juan Tomás, Javier Garrido y Blanca, de los demás desconocía su existencia. Ya sé... soy un emigrante y no conozco a la gente, lo cierto es que aunque no personalmente, si conozco las personar que en Bajar han tenido algún tipo de relevancia política, más aun si estuvieron haciendo algún tipo de oposición al anterior “régimen absolutista”.


Por aquí continuaremos, reposando el espíritu, el tiempo de retornar al olvido aun no ha llagado. Quiero ser testigo de los resultados del nuevo equipo de GOBIERNO [el (des) ha terminado, espero...] Ver las mejoras sociales que han de venir y que Béjar tanto necesita. Es tiempo de pedir al nuevo Alcalde, al anterior no hacia falta pedirle nada, todo lo archivaba por la P de papelera. Hablando de pedir: Sr.futuro Alcalde ¿seria pedir demasiado que a partir de ahora la fiesta que cada año se celebra para homenajear a los emigrantes, pasara a denominarse DIA DEL BEJARANO EMIGRANTE? Vera Ud. Alcalde, bastante tenemos los que hemos emigrado para que encima nos llamen “ausentes” Si quiere le explico la diferencia, aunque creo que está claro