lunes, 7 de mayo de 2007

Textil Navazo: ¿R.I.P?




La noticia salta desde el foro to-bejar. Masca, usuario activo del foro bejarano, nos pone el enlace: http://www.compraventa.com/vi/7455682.htm?ca=37_s
Efectivamente, Textil Navazo está a la venta, cinco fotografías de la fabrica y sus alrededores como cebo para quien disponga de la módica cifra de 5.200.000€. Terreno: 13.645 m2. A más de: 7 fincas Regístrales. Finca Rustica de 43.353m2. Finca Urbana Industrial de 34121m2. Concesión de agua. Canal con toma de agua propia. Deposito de 1000m3. Línea de suministro eléctrico a 13,2 KW. Parque de almacenamiento de GLP de 34.000 litros. Próxima a la estación de esquí de la Cotavilla.

La emblemática Textil Navazo a punto de desaparecer, por que nada se dice de los trabajadores que aun aguantan en la que un día fuera Fabrica Modelo en época Franquista, el anuncio se limita a describir los terrenos y fincas perteneciente a la fabrica. Esto no es el comienzo del fin, es el fin del final. Hasta aquí hemos llegado. Siempre escuche decir a los trabajadores de Textil Navazo que el día que esta fabrica tuviera que cerrar por falta de trabajo, las restantes empresas bejaranas habrían echado el cierre. Muchas horas de tintes, batanes, lavados y acabados, para abastecer las arcas de sus legítimos propietarios y el sustento de sus obreros y su prole. Eran años de bonanza en el textil, recuerdo con cariño el mensual medio de comunicación interno “la chimenea”. Me encantaban los “ecos de sociedad”, donde se ofrecían las noticias sobre nacimientos y demás noticias importantes de los empleados y “la quiniela”, por ver si mi padre había acertado su pronostico entre el Béjar y el Astorga. Muchos de aquellos trabajadores tuvieron la fortuna de disfrutar de vacaciones en la playa. Todo un lujo para la época. Fiestas camperas con vaquilla incorporada. La prole de los productores, al arribar Reyes, teníamos la fortuna de recibir en la fabrica, de mano de Sus Majestades, nuestros particulares juguetes. Aun recuerdo unos magníficos juegos reunidos que me dieron muchas horas de feliz entretenimiento. En teoría las familias de los trabajadores teníamos acceso a disfrutar de las instalaciones deportivas y de la piscina, seguramente esto era así, no puedo confirmarlo, nunca fui allí a bañarme, prefería hacerlo en el canalizo donde todos éramos iguales. De todas maneras en aquellos años trabajar en El Navazo no era mala cosas, los salarios eran como en todos los sitios, salarios de miseria que justamente alcanzaban para no pasar hambre.

Muchos de los trabajadores de El Navazo residían en Candelario, se construyeron algunos edificios especialmente para trabajadores tanto en Candelario como en Béjar. Creo que la relación de empresa y trabajadores y sus “mejoras sociales” estaban basadas en las que fueran “Colonias Textiles” en la rivera del Llobregat. Digo que seguramente se basaba en aquellas experiencias, aunque solamente fueran una ligerísima y mala imitación de lo que fueron aquellas “Colonias catalanas”.

Sentimentalmente la venta de El Navazo es algo que siento, no en si la fabrica, ni las fincas. Siento el futuro de los trabajadores que tendrán que dejar su puesto de trabajo. Seguramente si El Navazo se vende, los trabajadores se acogerán a las grotescas “ayudas al textil” con el resultado de prejubilaciones para los más mayores y para los más jóvenes: “búscate la vida chaval...”

Fuerte abrazo para todos ellos.




(Publicado en: www.Bejarnoticias.com)