sábado, 5 de mayo de 2007

Movimiento electoral [o quítate tu pá ponerme yo]

Para comenzar quiero decir que no me gusta el baile, ya sé que hay muchos tipos de danza, pero ninguno de ellos encajan con mi saboría –que diría un amigo mío sevillano- personalidad bejarano-catalán. No me va eso de los saltos, aunque estos sean con ritmo de salsa, rumba, cha-cha-cha, o bolero. Lo único a lo que estoy dispuesto, en eso de la danza, es al baile agarrado, esos que se bailan sin apenas moverse de la baldosa. Este pretendido jocoso comentario, viene a cuento por lo que está ocurriendo en la política local bejarana. El movimiento de algunos políticos de nuestra ciudad, parece ser, gustan de eso de saltar a ritmo de siglas e ideología como si de un pasodoble se tratara. Vamos, que a ritmo de “El gato montés”, van pasando cada cuatro años de sigla en sigla o, de ideología en ideología, sin inmutarse. No me gusta nada como comienza esta precampaña. Es cierto que cada persona tiene que buscar su sitio, acomodarse en el partido político coincidente con sus propias ideas, pero lo que no comprendo es como en solamente cuatro años algunos evolucionan tan rápido como para estar de candidatos en formaciones que ideológicamente nada tienen que ver. Seguramente es cosa de la evolución. Y lo más sangrante de toda esta ilógica movida, es que en algunos partidos prefieren llevar entre sus filas a este tipo de personas, menospreciando la experiencia y valía demostrada de otras. Dramático e incomprensible baile de intereses, donde el único interés que estos partidos tenían que procurar, seria trabajar en beneficio de la ciudad y de los ciudadanos que les eligen y no de quienes entran en política para ver que es lo que cae.

De momento son cuatro las opciones que se presentan en nuestra ciudad: PP; PSOE; IU; UPS.
El PP lo conocemos bien, llevan gobernando los doce últimos años, pudiendo destacar su grado de incapacidad para gobernar la ciudad. Año a año el desastre que este partido ha producido a la ciudad, podíamos medirlo en la cantidad de bejaranos que han tenido que salir destino al destierro. Alejo Riñones ha demostrado su falta de capacidad y de interés para gobernar el municipio.
El PSOE en la oposición, ha estado trabajando por la ciudad lo que le han dejado, Alejo no lo puso fácil, pero el tesón de Ramón y, su capacidad de trabajo, hacían que los ciudadanos estuviéramos informados de todo lo que ocurría entre bambalinas, lo que llevó en algunas ocasiones a sufrir amenazas por ello. Las denuncias publicas contra el urbanismo; contra la abandonada sanidad, proponiendo desde hace ya varios años un Hospital Comarcal para Béjar y comarca; Ramón trabajó y, logró, incorporar nuestra ciudad a A.C.T.E (Asociación de Colectividades Textiles); la constante reivindicación del Equipo Municipal Socialista en temas de educación y su apoyo a las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos está en el animo de todos los que hemos venido siguiendo la política local. Ramón marchó y algunos los notamos.
De IU-Los Verdes tengo poco que decir, simplemente no les conozco, han estado demasiado tiempo callados, lo único que de ellos me llegaba, poco, era lo que hacia su representante municipal en Candelario y realmente no me gustaba. Deseo que Isabel López, su candidata en Béjar, tenga la mayor de las fortunas. Borrón y cuenta nueva Isabel, seguramente mi ideología esta cercana a vosotros, lo único que lamento es que en Béjar las izquierdas estén desunidas.
Con el UPS me ocurre tras partes de la mismo, demasiado callados estos últimos años. La incorporación de Raúl Hernández creo que es muy buena, para mi opinión. En el equipo de Alejo creo que era el único que sabia distinguir entre lo publico y lo privado. Esperemos que con la llegada de UPS el centro-derecha bejarano regrese a la política local. Seria bueno para todos.




(Publicado en Béjar Noticias edición impresa)