lunes, 2 de abril de 2007

Atentado en Béjar



No se hasta donde pueden llegar algunos con tal de crispar la vida publica. En los últimos meses muchas han sido las sedes Socialistas las que han sufrido este tipo de atentados. Aun no sabemos quienes fueron los “terroristas” que han causado este atentado, nos lo podemos imaginar, pero faltan pruebas para acusarles. Seguramente tienen la misma ideología que aquellos que en los últimos meses no cesan de atentar contra algunas sedes del PSOE.
Vuelve la ultraderecha de posguerra, la del paseíllo, el pelo al cero y el aceite de recino; estas ultimas semanas hemos podido contemplar en alguna manifestación, como retornaban banderas al viento y prietas las filas, toda la nostalgia fascista. Con el beneplácito de los dirigentes de la derecha extrema de este país. Continuamente en esas manifestaciones aderezadas con collares de perlas, visones y mucho escapulario, escuchamos eslóganes tan cristianos como: ¡¡¡Zapatero vete con tu abuelo!!! ¡¡¡Zapatero cabrón al paredón!!! Y demás lindezas de ese estilo. Desde el Santuario del Castañar, los curas, monjes, hermanos, o como quieran denominarse, tienen instaladas unas antenas repetidoras y cada mañana desde el pulpito de la católica Cadena de los Obispos, nos dan la paz lanzando al éter bocanada de odio rencor y mentiras, de la mano del reaccionario facha, antaño militante de extrema izquierda, D. Federico Jiménez Losantos.

Por lo que veo este atentado en Béjar algunos lo están calificando como “acto vandálico” o “acto de intolerancia”, yo respeto como cada uno quiera calificar esta barbarie, para mi se trata de un acto terrorista, así como suena. Al atacar esta oficina electoral no solamente se está atacando una opción política, es un ataque contra la libertad de todos los bejaranos.


Rolando Hoyas, presidente de la UPS en Béjar, solidarizándose con el partido rival, no ha tardado en declarar:
"En los últimos tiempos estamos viendo como la ciudad de Béjar se esta pasando de la controversia política y la confrontación exclusiva utilizando las palabras al uso de violencia fuerzas en las cosas o iniciativas poco dadas en una ciudad o país democrático. Este colectivo viene pidiendo a los ciudadanos de Béjar que ha llegado el momento de respetar a las personas sea cual sea su ideología o posicionamiento político, ha denunciado las persecuciones y campañas de acoso y derribo hacia personas que hasta hace meses eran respetables y que simplemente ahora por el hecho de manifestar su opinión en contra de lo que esta sucediendo en la ciudad viven tensiones innecesarias por el mero hecho de discrepar. Este colectivo opina que Béjar necesita sumar opiniones voluntades, esfuerzos para entre todos volver a dar ese empujón definitivo al futuro de esta Ciudad y su comarca. fuera de radicalismos y utilizaron de calificativos o instrumentos que lo que intentan es dividir más aun la población de la ciudad de Béjar”.

Estoy de acuerdo, en los últimos años hemos podido comprobar como se producían descalificaciones y amenazas, algunos concejales, incluso el mismo ex-portavoz de la oposición, saben muy bien a lo que me estoy refiriendo.

Ahora es la policía quien tiene que hacer su trabajo, desearles éxito en el esclarecimiento de este acto vandálico y que el peso de la ley recaiga sobre todos los responsables.



(Publicado en: www.i-bejar.com)