martes, 6 de marzo de 2007

El miedo es libre


Me han sorprendido las ultimas declaraciones que Alejo, al parecer, concedió a una emisora de Béjar. Lo he leído y escuchado en este mismo diario. El corte de audio no tiene desperdicio, una vez más nos demuestran por que la ciudad está en la calamitosa situación en que se encuentra actualmente. ¿Cómo es posible que este individuo lleve doce años representando nuestro pueblo? Comenta Alejo que lleva doce años en “precampaña electoral”. Efectivamente, por una vez dice la verdad este alcalde. Ese, entre otros, es el motivo que ha llevada a esta ciudad al desastre, su alcalde en vez de trabajar para que Béjar no fuera una ciudad caduca, ha trabajado únicamente para beneficio de los de siempre. Está claro, lo dice el mismo Alejo, lleva doce años que en vez de solucionar problemas los crea . Comenta el alcalde que las palabras de los políticos vale muy poco, él sabrá por que lo dice, igual lo dice por él mismo, es político y al parecer no tiene respeto por sus propias palabras. El tópico de que todos los políticos son iguales, seguramente no es justo, pero cuando es un político, por muy incompetente que este sea, es quien hace estas afirmaciones, ganas le dan a uno de no volver a votar.
Continua Alejo comentando que lo que vale son los hechos. Pues remitámonos a ello, a los hechos. Los hechos del PP en Béjar, como todos sabemos, son que en doce años de gobierno del PP Béjar tiene menos importancia; menos puestos de trabajo; más parados; barrios enteros abandonados y en la ruina más absoluta. Parte importante del nuestro legado histórico arrasado por al abandono o bajo la piquita especulativa. El pequeño comercio –el poco que aun queda- asfixiado por los grandes almacenes de distribución que en Béjar afloran como champiñones en estercolero. La sanidad comparable únicamente con la sanidad de alguna republica tercermundistas. En fin. . . lo de siempre.
Las profundas huellas que el PP ha dejado en nuestra ciudad. Nos invita Alejo a que subamos al Castañar para ver las profundas huellas que el PP ha dejado. Seguramente Alejo se refiera a la acera o acerón de acceso al Castañar. Estoy seguro que si el dinero de la acera se hubiera invertido en rehabilitar edificios en Barrio Nuevo, el paisaje de toda esa zona que hoy podemos contemplar y avergonzarnos desde la Carretera de Ciudad Rodrigo, seria muy distinto. Está clarísimo que para rehabilitar un edificio no hace falta la recalificación de su suelo y eso en Béjar se nota.
Efectivamente Alejo, el PP en Béjar ha dejado una profunda huella. Ha dejado la huella del destierro, miles de bejaranos optaron por el desarraigo a cambio de comer caliente. La política del PP en Béjar ha sido la política del parche, de la subvención, del compadreo. Las necesidades sociales de los ciudadanos de Béjar, con este alcalde, nunca fueron tenidas en cuenta. Me hace gracia cuando Alejo critica las promesas electorales del ministro Caldera, es como el de la parábola de la paja en ojo ajeno y la viga en el propio. ¿Qué se ha hecho desde el Ayuntamiento en los últimos doce años para frenar la drogodependencia en la juventud? Igual para Alejo el alcohol no es una droga.
Las declaraciones de Alejo solamente denotan una cosa: tiene miedo. Está en su derecho el alcalde de tener todo el miedo del mundo, el miedo, como tantas otras sensaciones del ser humano, es libre.




(Publicado en www.bejarnoticias.com)