lunes, 5 de febrero de 2007

"Quien mucho abarca, poco aprieta"


Parece que al alcalde de Béjar no le salen las cuentas en esos de las obras proyectadas de cara a las elecciones municipales. Le ocurre como a aquel ingeniero naval, que queriendo inventar un submarino ecológico, fabricó uno de corcho y a pedales; tenia un mar de conocimientos el ingeniero naval, pero con un centímetro de profundidad.
Parece que unos de los proyectos que no podrá inaugurar el alcalde será el de el ascensor que eliminaría la diferencia de nivel, entre las calles Olivillas y Colón. ¡Que le vamos hacer! Son los ciudadanos de la zona los que continuarán con las molestias otros pocos de años. Los mismos ciudadanos que el próximo mayo tendrán de renovar o, retirar, la confianza a este alcalde de opereta, que tanto habla y tan poco hace.
El segundo de los proyectos inacabados será la recalificación del solar de lo que un día fue Hispano Textil, que en la actualidad es terreno industrial, a urbanizable. Es decir, que para que los trabajadores que es su día fueron despedidos de la empresa textil puedan cobrar lo que se les adeuda, tienen que esperar a que se especule con los terrenos de la antigua fabrica. Aquí la cuestión es recalificar terrenos para construir, ¿será es que el aumento de población obliga a ello?.
Según declara el alcalde, "no se podrán llevar a cabo las modificaciones puntuales sobre los terrenos y solares, al no llegar a tiempo la redacción de los proyectos". Pues muy bien, si esto no es una incompetencia ya me contarán como lo llaman ahora. Ineptitud del alcalde y su pandilla de serviles jaboneros. Digo yo. ¿Pero es que no hay nadie en ese equipo de (des)gobierno municipal que sepa como se hacen las cosas? Pues va a ser que no.
He leído en Tribuna de Salamanca que Alejo ha declarado: "habrá que esperar a la aprobación del nuevo PGOU para volver a comenzar los trámites de modificación de estos proyectos, ya que la última modificación de planos recoge las novedades de: la urbanización La Glorieta, la Condesa y la promoción de viviendas en el antiguo Tinte del Duque, pero ninguna de las anteriormente mencionadas". Una pena, D. Alejo, con la vidilla que te daría a ti de cara a tu perpetua política electoralista. ¡¡¡Caguen la leche!!!.
Si es que ya lo dice el refrán: quien vale, vale, y quien no... para regidor pepero. Sigo leyendo en Tribuna la crónica que escribe sobre Béjar el Sr. Bermejo y, sobre las obras de la Plaza Mayor, leo que declara el alcalde: «seguimos buscando soluciones al aparcamiento en la Plaza Mayor y estudiando posibilidades sin que hasta el momento se haya conseguido avanzar en el asunto». Tengo que leerlo varias veces para comprobar si ciertamente Alejo dice lo que leo. Es decir, están haciendo la faraónica y granítica [¿se dice así?] obra de la Plaza Mayor, sin haber previsto un lugar para el aparcamiento de veiculos. Esto me recuerda a aquel armero que fabricaba cañones y no había previsto que tenían que llevar agujero para que saliera el proyectil. Mira Alejo, te voy a dar yo la solución. Derriba el Ayuntamiento y, en su lugar, construye un aparcamiento inteligente. Total, para lo que te sirve ese Ayuntamiento. Y otra cosa, ya que te pones, propongo que en el centro de la plaza se erija una estatua en tu honor. ¡Coño! Que para eso eres el único alcalde infalible de toda la comarca.



(Publicado en: www.i-bejar.com)