lunes, 8 de enero de 2007

Propaganda electo-municipal


Leo en la Web oficial del Ayuntamiento de Béjar el balance que hace el alcalde de lo que fue el año que terminó y casi me sonrojo. No se si los kilómetros que distan entre nuestra ciudad hasta mi tierra de acogimiento –unos ochocientos kilómetros mal contados- pueden desvirtuar la realidad de tal manera; lo cierto es que desde los medios bejaranos de la Internet vienen a desmentir diariamente lo que en este "balance" de fin de año se afirma.
Para comenzar, la crónica del arqueo de lo conseguido en el último año de gestión municipal, más que informar lo que hace es publicitar y engordar los ridículos resultados del último año. Apuntan que la política de este equipo gobernante tiene como pilares básicos la educación y la sanidad y, yo, humilde emigrante que ha venido siguiendo fielmente todas las informaciones que desde nuestra ciudad arribaba a través de los medios digitales bejaranos, no comprendo nada. El Equipo de (des)Gobierno Municipal nos intenta levantar la camisa diciéndonos que los pilares en los que se ha sustentado su política han sido, ni más ni menos, que la educación y la sanidad. No se que comentarán sobre esto las asociaciones de padres y alumnos y, los enfermos que a diario sufren en nuestra ciudad las carencias sanitarias. Seguramente mucha gracia no les ha tenido que hacer.
Continua el folleto digital apuntando la excelente promoción de vivienda dedicada a los jóvenes, (¿?). Seguramente para el alcalde y, para los que componen su disciplinado equipo, o sus familias, sea sencillo el acceso a una de esas escasísimas viviendas que promociona el patronato municipal, todo lo contrario de los jóvenes que desean emanciparse o hacer vida en común con su pareja y la falta de vivienda se lo impide.
La otra gran baza de esta panda de incompetentes municipales pretende haber sido las obras publicas. La zona de la Puerta de Ávila (para gustos hay colores); el adoquinado de la Calle Mayor; el mal asfaltado de algunas zonas, etcétera. Eso si, matando el pavo antes de cazarlo, hace propaganda con las próximas obras que están por llegar, como la futura plaza del Teatro Cervantes. Desde luego y, para mi gusto, las obras publicas en Béjar, con tanto granito, son algo así como las guindillas picantes que aderezan el guiso, pero, producen almorranas de caballo. ¿De quien habrá sido la idea de tanto granito? Por ultimo en el apartado de las obras públicas comentan el amejoramiento de fachadas gracias al ARI. Pues yo no se que habría pasado sin el ARI, lo único cierto es que este pasado mes de agosto, en mi anual visita a Béjar, las zonas históricas que comentan estaban como siempre: lamentable.
Las concejalías de cultura y deportes han tenido para el alcalde una importantísima presencia, ciertamente así ha sido, especialmente la de cultura, no reparan en exhibir por doquier la fotogenia del responsable, el doblemente condenado y en espera de recurso por el asunto de ejercer presuntamente un empleo municipal ilícitamente. En este apartado de cultura podríamos recordar la gran pitada la tarde del pregón de fiestas en homenaje a la programación de ferias y fiestas realizada por el ínclito edil. Pero donde el alcalde ha echado los restos ha sido al recurrir a los nombres de figuras del deporte bejaranos, como si el que hubiera dado a los pedales hubiera sido el mismo Alejo. ¿Estarán estos bejaranos deportistas de acuerdo en que su nombre se incluya en este tipo de publicidad electoral?
Lo dicho, puro panfleto electoral pagado, eso si, con las arcas de todo el municipio.




(Publicado en: http://www.i-bejar.com