jueves, 25 de enero de 2007

Le boulevard Récréé




Un Bulevar “electoral” para D. Alejo





Cuando leí la noticia del bulevar por primera vez, pensé que estarían de coña: Alejo pretende hacer un “bulevar” en la calle Recreo. Únicamente el afán electoral de esta gente, podría justificar tal burrada. Por mi trabajo visito con cierta frecuencia la ciudad del Sena, como sabemos cuna de los llamados “bulevares”, en estas amplias avenidas hacen de la ciudad de París un lugar idóneo para el paseo. Avenidas anchas, sin grandes desniveles, con varios carriles para la circulación de los vehículos, muchos árboles y múltiples bares y restaurantes con terrazas, incluso en invierno, que hacen de París una ciudad entrañable. ¿Será esto lo que pretende hacer el alcalde en la calle Recreo? De momento y para no perder la oportunidad de hacerse propagada -mayo está ahí al lado- a falta de inaugurar el faraónico proyecto viario, el alcalde acaba de “inaugurar” su maqueta. Pretenden, ni más ni menos, estrechar los carriles de circulación para evitar “competiciones”. Vamos, esto es como aquel que para matar ratones, utilizaba mísiles. Aquí debe de haber gato encerrao,¿dónde estará el gato? no lo se, lo único que se es que el electoralista proyecto de D. Alejo, va a costar más de un millón de euros. Tan necesarios para otras cosas.

Tengo la certeza de que bastantes vecinos de la calle Recreo, concienciados por los asuntos ciudadanos, están en contra de esta barbaridad; estando de acuerdo en que hay que hacer cumplir la ley de trafico, hay otras formas más racionales de hacerlo. No hace falta que enumere aquí ahora lo que otras ciudades hacen para solucionar el problema de los incívicos conductores que no respetan las normas de circulación: radares, semáforos, badenes. . ., etcétera. Pero está claro que ninguna de estas medidas producen votos en las urnas. También está clarísimo que el montante económico no es el mismo, aquí, en esta Ayuntamiento, lo importante es meter dinero en obras publicas aunque estas sean una colosal chapuza.

Después de once años, casi doce, este alcalde no ha aprendido aun que su obligación como regidor es hacer de esta ciudad una ciudad para los ciudadanos, no para sus caprichos. Todos estaremos de acuerdo en que la calle Recreo necesita un arreglito, no cabe duda; también estamos de acuerdo que esa zona precisa, urgentemente, de un amplio aparcamiento municipal. Recojamos pues la opinión de los vecinos, de todos los vecinos, no solamente de unos cuantos, que sean ellos quienes expongan son sus prioridades y, luego, obremos en consecuencia. Pero eso seria hacer las cosas como deberían hacerse, seria hacer participar del futuro del barrio a sus ciudadanos, que en definitiva son quienes tendrán que sufrir o, disfrutar, de la nueva avenida. Desgraciadamente eso no entra en la política autocrática de este mal alcalde, su interés va por otro camino.

Me gustaría que la ciudad de Béjar dispusiera de bulevares como: El Boulevard Rochechouart; Montmartre; Capucines; o el mismísimo Boulevard des Italiens. Pero Alejo, esto es Béjar, no París. Béjar, cabecera de la comarca del mismo nombre, y que gracias a tu gestión en estos últimos años, la ciudad que recibiste con más de 17.000 habitantes, en estos momentos está en 14.800. Una ciudad deficiente en prestaciones sociales de todo tipo y sin esperanza de futuro. Por cierto, ¿la maqueta del proyecto que tan laboriosamente ha confeccionado al arquitecto local, José Luis Rodríguez Antunez, ha tenido algún costa a las arcas municipales, o la pagará Alejo de su peculio particular?



(Publicado en:
www.bejarnoticias.com)