viernes, 19 de enero de 2007

Ejecutiva nueva ¿sanidad distinta?


La pasada semana la Agrupación Socialista Bejarana ha elegido una nueva ejecutiva, poniendo oficialmente fin, la época en que Ramón Hernández ha tenido la responsabilidad de liderar la política que los socialistas bejaranos han venido haciendo en los últimos años. El trabajo de la anterior ejecutiva lo hemos podido ver día a día. Su preocupación por los temas sociales han sido constantes; especialmente la sanidad bejarana que como todos sabemos continua siendo tercermundista. Recuerdo muy bien las reivindicaciones en materia de sanidad y los reiterados encuentros de Ramón por hacer que el “Hospital” cumpliera sus funciones como tal, y tambien su deseo que en Béjar se creara un Hospital Comarcal que cumpliera las necesidades sanitarias de la comarca. FEVESA continua en esta línea y, estoy seguro, que el nuevo candidato a la alcaldía bejarana, que indudablemente parece ser Cipri González, continuará trabajando en la misma línea.

El “Hospital” de Béjar no cumple las mínimas necesidades que los ciudadanos de Béjar necesitan. Estos días hablando con mi hermana Mar, me comentaba que para hacerse unas radiografías, a causa de un problema dental, tenia que desplazarse a Salamanca dado que en el “Hospital” de Béjar no se la podían realizar por falta de medios. Otro ejemplo más. Una persona de avanzada edad, que precisa asistencia para extraerle un tapón del oído, le dan cita para tres meses después, ¿tantos oídos atascados hay en Béjar? Seguramente así es, pero atascados de voluntades para exigir de La Junta una sanidad decente. La dejadez sanitaria en Béjar es algo irrefutable, a pesar de la profesionalidad de los sanitarios que hacen todo lo que pueden y, más, para atender las necesidades de los bejaranos, pero la falta de medios de todo tipo, al final, gana la batalla del desastre sanitario en Béjar.

Los problemas en nuestra ciudad, después del paso por el Ayuntamiento del actual alcalde, se han multiplicado; está claro que como los bejaranos vuelvan a equivocarse en la elección de alcalde, este pueblo que un día fue industrial y prospero, no quedará de él ni el solar. Duro trabajo para el PSOE si al final gobernaran el Ayuntamiento: sanidad; educación; desempleo; rehabilitación del casco histórico; vivienda social para la juventud (de la de verdad, como han hecho en Plasencia); sanear las arcas municipales que están en banca rota; política social para los menos favorecidos, etcétera.

Y lo más importante, la vuelta al Ayuntamiento de la autentica democracia. Sin revanchismos. Esto es esencial. Volver a lo que hace catorce años era la política municipal en Béjar, donde la oposición era respetada. Dejar a un lado los personalismos de los que el actual alcalde ha venido prodigándose, los insultos personales, los malos modos, el compadreo, la ley del embudo. Estoy seguro que en mayo la Agrupación Socialista Bejarana, de la mano de Cipri, recuperará la alcaldía y seguro la forma de gobernar será completamente distinta a la actual.

Queda poco tiempo para componer el programa electoral - si es que no está ya preparado- espero, al igual que en la pasada campaña, el Hospital Comarcal sea parte importante en el programa; la falta de habitantes no es un obstáculo insalvable para no poder luchar por ello. Esto esperamos algunos.





(Publicado en
http://www.bejarnoticias.com)