sábado, 25 de noviembre de 2006

Pesebre mediático


En esta Catalunya plural y democrática en la que transcurre mi viaje hacia la nada, lejos de nuestra tribu, denominamos “Pesebre”, lo que en el viejo país leones llamaríamos “ Nacimiento”. Pero como supondrán Uds. el pesebre al que quiero referirme no es, a pesar de lo cercanos de las navidades, al símbolo cristiano del nacimiento de Jesús, si no al pesebre mediático, tan abundante en nuestra sociedad bejarana. Los medios de comunicación social en Béjar, la mayoría, no cumplen su función, son marionetas al servicio del PP o, más concretamente, de su “líder carismático” que hace y deshace en esta comarca lo que le sale de las meninges. Son los medios digitales de la Internet, las únicas fuentes fiables que el ciudadano de Béjar y, de allende los mares, dispone para estar realmente informados sobre la política municipal bejarana. Lo ocurrido con la declaración del alcalde en la querella por el tema de el botellón, viene a darnos la razón a los que tenemos este convencimiento. La mayoría de medios de comunicación existentes en Béjar, de una manera o de otra, tienen alguna dependencia personal o familiar con el Ayuntamiento de la ciudad, y esto se refleja a la hora de informar. Para muchos de estos medios “títeres”, la oposición no existe, o si existe, solamente es para desprestigiar su trabajo. De esta manera, el ciudadano que no se preocupe por el diario devenir de la política local, puede tener la engañosa impresión que el Grupo Socialista en la oposición, no hacen nada. Está claro que esta impresión no seria justa, pero si la única información que nos llegara la recibiéramos por la prensa tradicional pesebrista, nuestra opinión estaría sesgada.

Los emigrantes, desde la diáspora, estamos informados puntualmente, seguramente mucho mejor que la mayoría de habitantes de la ciudad, de lo que está ocurriendo con la nueva emisora de radio Béjar F.M. Perece que el alcalde tienen intenciones de cerrar esta emisora, no le debe de gustar lo que en ella se dice; seguramente –desde aquí no puedo oírlo- desde Béjar F.M., el asunto del botellón se ha tratado con toda objetividad. Está demostrado que para Alejo, esto de la objetividad no es lo suyo, “o con migo o contra mi”, perece ser su lema. Es por ello, pienso, que algunos “periodistas” de los que se alimentan del pesebre, mienten en sus crónicas. Crónicas disfrazadas de objetividad para contar realidades que no existen; crónicas de las mentiras para mantener el momio a la diestra del señor todo poderoso. A propósito, ¿está haciendo algo el Ayuntamiento para retirar del Convento de los Teatinos el repetidos de la COPE? Nuevamente la doble vara de medir o, la ley del embudo de D. Alejo Riñones.

Que bien lo tiene el candidato del PP de cara a divulgar sus promesas en las próximas elecciones, un coro de bandullos agradecidos, difundieran sus proclamas por todos los rincones de la ciudad estrecha. Mientras, el resto de partidos que presenten candidatos en Béjar, discriminadamente repudiados en el más absoluto de los silencios informativos. Recuerdo hace unos años el maestro Antonio Gutiérrez Turrión, al que se hecha de menos su docta opinión desde algún periódico, que razón tenía al denunciaba públicamente la discriminación informativa que sufría el PSOE por la prensa bejarana; algunos medios hicieron publica su protesta por la denuncia, pero el tiempo ha venido a darle la razón a Antonio Gutiérrez Turrión, no podía ser de otra manera.



( Publicado en http://www.bejarnoticias.com/)